Código de Ética del Uso del Eneagrama

27.10.2013 16:29

1. Fundamentalmente, el Eneagrama es un instrumento de auto conocimiento y transformación personal. 
Mantener una atención consciente sobre nuestras propias motivaciones y conductas nos ayuda a evitar caer en las trampas comunes de nuestro tipo. El auto conocimiento abarca un cuestionamiento constante de nuestras propias actitudes y defensas, y la transformación requiere del coraje para actuar contra las estructuras y hábitos de nuestras personalidades. 

2. Podemos ser una fuente de apoyo entre nosotros. 
El Eneagrama nos invita a despertar, estar conscientes de los hábitos y patrones de defensa recurrentes. En este sentido, cada uno de nosotros sirve para recordar a los demás las diferencias entre nosotros y la cohesión de los diferentes puntos de vista. La doctrina y la teoría son mucho menos importantes que mantener el diálogo abierto. 

3. Permitimos a los demás descubrirse a sí mismos. 
El Eneagrama tiene profundos efectos sobre las personas. Es mucho más eficaz cuando permitimos a los demás descubrir su tipo que asumir conocerlos mejor de lo que ellos se conocen a sí mismos. Hemos de ser sensibles a sus reacciones, al cambio de la visión de sí mismos y a su necesidad de integrar la nueva información. 

4. El tipo no describe completamente un individuo. 
El Eneagrama no nos dice nada significativo acerca de la historia de las personas o la calidad de su carácter, de su inteligencia o sus talentos. Las personas son más que su tipo. Esto es particularmente importante de tener en cuenta en el entorno de trabajo. 

5. El Eneagrama es una herramienta importante para la compasión 
Comprender las intenciones y la lógica de los otros tipos, hace menos posible que rechacemos, juzguemos o restemos importancia a nadie. Escuchamos atentamente las historias individuales; reconocemos no conocer a cada quien por el simple conocimiento de su tipo. El tipificar a las personas como estereotipos indica una mentalidad cerrada, asumir conocer previamente la actitud y motivación de las mismas. Ella surge en gran parte a causa de los encuentros negativos con alguien del mismo tipo en el pasado, y limita nuestro crecimiento y las oportunidades del presente. 

6. El Eneagrama es una disciplina en desarrollo. 
Muchos han contribuido a su progreso y muchos lo harán en el futuro, en consecuencia, hemos de ser explícitos al dar crédito al trabajo de los demás, nombrando nuestras fuentes y honrando la originalidad y duro trabajo de sus autores. Lo asumimos cada uno de nosotros para mantener estándares académicos que promuevan una atmósfera colegial en el compartir de la información. 

7. Ningún individuo es dueño del Eneagrama. 
El Eneagrama no puede ser controlado, monopolizado, o excluido de la discusión pública. Restringir el derecho de comunicar, desarrollar y compartir la información acerca del sistema, es opuesto a su espíritu de liberación y enriquecimiento. 

8. El Eneagrama nos impulsa a “caminar el camino” de la transformación. 
El Eneagrama nos alienta a personalizar el trabajo de la transformación en nosotros mismos, para erigirnos en ejemplos vivos de la búsqueda de uno mismo y de cambios prácticos al servicio de la liberación espiritual. 

Volver